Diagnóstico y tratamiento de la radiculopatía lumbar.

| Blog, Accidentes automovilísticos, Lesiones personales

Muchas lesiones pueden resultar de un accidente automovilístico. Tu columna, una de las partes más complejas de tu cuerpo, es también una de las más vulnerables en caso de colisión. Los efectos de una lesión en la columna pueden ser duraderos y muy dolorosos. Entre estas lesiones, una radiculopatía lumbar puede ser una de las más agravantes en el día a día. Asegurarse de saber exactamente qué parte de su cuerpo resultó lesionada es fundamental para recibir la atención médica adecuada. Los abogados con experiencia en lesiones personales comprenden los tipos de lesiones que resultan de accidentes automovilísticos graves y pueden ayudarlo a encontrar el camino correcto para recuperarse de sus lesiones.

Su primer paso después de un accidente automovilístico

¡Descargue nuestra guía gratuita de accidentes automovilísticos!Libro La verdad sobre los accidentes automovilísticos

En Premier Law Group, creemos en educar a las personas que han resultado lesionadas en accidentes automovilísticos para que puedan tomar buenas decisiones con respecto a sus situaciones. Por eso, uno de nuestros socios, Jason Epstein, escribió una guía llamada La verdad sobre los accidentes automovilísticos en Washington y lo regalamos gratis. En esta guía descubrirás:

  • Diez secretos internos que las compañías de seguros te ocultan.
  • El “servicio” que brindan algunos abogados que en realidad es un “beso mortal” para su reclamo por accidente automovilístico.
  • Si su compañía de seguros de salud puede o no obligarlo a pagarlos si gana su reclamo.
  • El único documento que nunca debe firmar para una compañía de seguros.

Descubra otra información útil

El sitio web de Premier Law Group contiene una gran cantidad de información y recursos para personas lesionadas en accidentes automovilísticos en el estado de Washington. Haga clic en los enlaces a continuación para descubrir...

¿Qué es la radiculopatía lumbar?

La radiculopatía ocurre cuando un nervio comprimido en la columna causa dolor, entumecimiento, hormigueo o debilidad a lo largo del trayecto del nervio. La radiculopatía puede ocurrir en cualquier parte de la columna, pero es más común en la zona lumbar, lo que se llama radiculopatía lumbar. Las raíces nerviosas se ramifican desde la médula espinal y transportan mensajes hacia y desde el cerebro, las extremidades inferiores y la pelvis. Si una de estas raíces se lesiona en la zona por donde sale de la columna, se llama radiculopatía. En un accidente de coche o motocicleta, las lesiones por compresión de la columna pueden provocar radiculopatía lumbar.

Los síntomas de la radiculopatía dependen de los nervios afectados. Los nervios de la zona lumbar (columna lumbar) controlan los músculos de las nalgas y las piernas y proporcionan sensación allí. Los síntomas más comunes de la radiculopatía son dolor, entumecimiento y hormigueo en brazos o piernas. También es común que los pacientes presenten dolor localizado en el cuello o la espalda. Cuando la radiculopatía lumbar causa dolor que se irradia hacia una extremidad inferior, comúnmente se la denomina ciática. Algunos pacientes desarrollan una hipersensibilidad dolorosa al tacto ligero. Con menos frecuencia, los pacientes pueden desarrollar debilidad en los músculos controlados por los nervios afectados, lo que indica daño a los nervios.

En este video interactivo del sitio web de Spine-Health, vea cómo el cuerpo se ve afectado por una lesión en la columna: http://www.spine-health.com/video/sciatica-interactive-video

Lesión por radiculopatía lumbarAnexo 1

Imagen de cortesía MedLegalVisuals

¿Cómo diagnosticará su médico la radiculopatía lumbar?

Su médico siempre realizará un examen físico inicial, pero no le diagnosticará hasta que le haya realizado pruebas exhaustivas. Después del examen inicial, el diagnóstico de radiculopatía lumbar se puede respaldar de muchas maneras diferentes, incluidas diferentes máquinas de imágenes para ver la columna. El tratamiento de la radiculopatía lumbar variará según la causa real de la radiculopatía. Estos tratamientos pueden incluir el uso de soportes para la espalda, medicamentos, fisioterapia, inyección de esteroides en la columna e incluso cirugía.

Lo más probable es que su médico siga esta serie de pasos hasta que se sienta cómodo dándole un diagnóstico:

Pregunta sobre tu historial médico. Probablemente le preguntarán sobre el tipo, la ubicación y la duración de los síntomas, la presencia de debilidad, cualquier terapia actual, preguntas sobre su historial médico familiar y si sus síntomas le han provocado faltar a algún trabajo.

Realizar un examen físico. Su médico puede examinarlo para detectar debilidad, entumecimiento u hormigueo en la espalda, las nalgas y las piernas mediante una serie de ejercicios y exámenes de reflejos.

Análisis de sangre. Es posible que necesite que le extraigan sangre para brindarle a su médico información sobre cómo está funcionando su cuerpo.

Hacerte una radiografía. Las radiografías son mucho menos costosas que cualquier prueba adicional que pueda recibir. Sin embargo, no pueden producir una imagen más que de huesos rotos o deficiencias espinales muy graves.

Realizarle una prueba de resonancia magnética (MRI). También se utiliza una máquina de resonancia magnética para tomar una fotografía de la parte baja de la espalda. Esta imagen se utilizará para detectar problemas y cambios en la columna vertebral, los nervios y los discos.

Electromiografía (EMG). Una EMG prueba la función de los músculos y los nervios que los controlan. La prueba se realiza mientras los músculos están en reposo y durante la actividad.

Exploración por tomografía computarizada (TC). Una máquina de rayos X especial utiliza una computadora para tomar fotografías de la zona lumbar. Puede usarse para observar sus huesos, discos y nervios. Es posible que le administren un tinte radioactivo por vía intravenosa para ayudar a mejorar las imágenes.

¿Cómo se trata la radiculopatía lumbar?

El tratamiento de la radiculopatía lumbar puede reducir el dolor y la hinchazón, mejorar su capacidad para caminar y permitirle realizar sus actividades normales. Como abogado de lesiones personales, sé que el diagnóstico y la búsqueda de opciones de tratamiento pueden llevar mucho tiempo y dinero. Es por eso que debe asegurarse de tener a su lado un médico calificado y un abogado con experiencia en lesiones. A continuación se presentan algunas posibles opciones de tratamiento sobre las que su médico le hablará:

  • Medicamentos:
    • Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) pueden disminuir la hinchazón y el dolor o la fiebre. Este medicamento se puede comprar con o sin receta médica, pero sólo debe adquirirse como resultado de la recomendación de un médico.
    • Se pueden usar relajantes musculares para disminuir el dolor y los espasmos musculares.
    • Los opioides son un medicamento potente que se administra para reducir el dolor intenso, pero sólo se recetarán en casos extremos.
    • Se pueden usar esteroides orales para reducir la hinchazón y el dolor.
    • Las inyecciones de esteroides se pueden administrar a través de una aguja en la columna lumbar. Esto puede ayudar a disminuir el dolor y la hinchazón de los nervios; sin embargo, es posible que necesite más de uno para mostrar signos de mejoría.
  • Terapia física: Su fisioterapeuta puede enseñarle ciertos ejercicios para mejorar la postura, la flexibilidad y la fuerza en la zona lumbar. También pueden enseñarle cómo permanecer activo de forma segura y evitar más lesiones.
  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea: Este tratamiento, llamado TENS, estimula los nervios y puede disminuir el dolor. Los cables se conectan a las almohadillas y luego a la piel, luego los cables envían una corriente suave a través de los nervios.
  • Cirugía: Es posible que necesite cirugía para aliviar un nervio pinzado si su afección no ha mejorado en un plazo de 4 a 6 semanas.

La radiculopatía lumbar es una lesión grave y debe tratarse de inmediato. Si resultó lesionado por culpa de otra persona, no dude en comunicarse conmigo de inmediato para garantizar que reciba la atención que se merece. Llámanos ahora al 206-285-1743.

Otras lecturas:

Wikipedia: radiculopatía

Medicina John Hopkins: radiculopatías agudas

Fisiopedia: radiculopatía lumbar